Página principal

martes, 19 de octubre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: María Teresa Ortigosa Delgado

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS: 

María Teresa Ortigosa Delgado




Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas? 
Los ponentes de estas Jornadas vamos a hablar desde nuestra experiencia, compartiendo con los asistentes las actividades que hemos puesto en marcha durante la pandemia en las bibliotecas donde trabajamos. Contaremos cómo las implementamos y qué resultados hemos obtenido. Así que los participantes, si lo consideran oportuno, podrán adaptar esas actividades a sus servicios. 
 
En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica ante la que nos vas a explicar? 
Durante el confinamiento las redes sociales fueron las aliadas de la Biblioteca Pública Arroyo de la Miel donde trabajo. En cuanto pudimos abrir de nuevo el edificio nos lanzamos a ello, fuimos valientes y, aunque supuso un gran esfuerzo, mereció la pena. En las Jornadas explicaré qué acciones pusimos en marcha en redes y cómo reabrimos nuestro servicio y pusimos en marcha las  actividades presenciales. 

¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia? 
Afortunadamente la vida va recobrando su ritmo y del mismo modo las bibliotecas. Si algo ha puesto de manifiesto esta pandemia en el mundo bibliotecario es que la biblioteca, y principalmente la pública, es un servicio esencial. Sin embargo, en ningún momento se ha reconocido como tal. Sin normativa clara y con recomendaciones contradictorias en multitud de ocasiones, ha sido muy complicado poner en marcha de nuevo nuestros servicios presenciales. En este punto la Asociación Andaluza de Bibliotecarios jugó un papel importantísimo con sus recomendaciones para la reapertura. 
Desde mi punto de vista, es necesario que la Administración vea la biblioteca como un servicio esencial, que al igual que ocurre con las bibliotecas universitarias las públicas tengan un marco legislativo claro, que la administración local la dote de presupuesto y personal adecuado. 
Son muchas las bibliotecas que han destacado por su labor durante la pandemia, alguna de ellas representada en estas jornadas, pero seguro que todas en mayor o menor medida han estado al lado de sus usuarios. 

En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse? 
Pues sin bola mágica me atrevería a afirmar y mucho me temo que no serán muchos los cambios en bibliotecas públicas si no hay una mayor apuesta por parte de la Administración.  Necesitamos más recursos, más inversión en nuevas tecnologías, más personal…  
La mayoría del personal al frente de bibliotecas públicas son grandes profesionales que, en numerosas ocasiones, con escasos recursos ofrecen servicios maravillosos, se las ingenian para hacer llegar a sus usuarios información, formación y ocio. Y si con pocos recursos hacen tanto imaginad que pasaría si contaran con los recursos apropiados. 
Entiendo que los cambios que nos ha traído la pandemia han tenido que ver con la forma en que prestamos nuestros servicios. cobrando mayor relevancia las tecnologías de la información, las redes sociales, etc.  Por supuesto es necesario que los servicios virtuales se presten a la par que los presenciales. 
 
 
En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea? 
Pues como siempre hacen, estar atentas a lo que demandan nuestros usuarios y responder a sus necesidades. Las actividades presenciales deben volver a las bibliotecas, son centros de socialización y después de lo que hemos vivido necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo: clubes de lectura, talleres, charlas, …, recuperar la biblioteca como tercer espacio. Pero a la par deben ponerse en marcha para poder ofrecer servicios en línea, mejorar sus webs, tener presencia en redes sociales, digitalizar los fondos relevantes como el Fondo Local en el caso de públicas ofrecer acceso gratuito a plataformas digitales, etc. 

Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19? 
Sin lugar a dudas todos estamos deseando abrazar a compañeros de otros municipios, echamos de menos esas charlas entre ponencia y ponencia, o en el descanso de medio día. Pero como todo, la virtualidad también tiene sus ventajas, permitiendo la participación a mayor número de personas, sin importar el lugar donde se encuentren.  
 
Para acabar, ¿Qué te parece la labor desarrollada por la AAB? 
Pues teniendo en cuenta que este año celebra su 40 aniversario, algo debe de estar haciendo bien. Sin lugar a dudas la Asociación juega un papel primordial en el ámbito bibliotecario, no sólo andaluz sino también nacional. La Asociación, entre otras muchas cosas, nos facilita el reciclaje profesional con numerosos cursos a lo largo del año. Para mí es muy importante sentirme parte de un colectivo profesional con un marcado carácter humano, donde ante cualquier duda siempre te tienden una mano.




miércoles, 13 de octubre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: Juan Manuel Amate Molina

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS: 

Juan Manuel Amate Molina



· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 En todos los años que llevo trabajando en Bibliotecas, siempre hay una cosa que he tenido clara, el continuo aprendizaje al que nos tenemos que someter los Bibliotecarios/as, continuamente.  Los participantes y los que exponemos nuestros trabajos, nuestras experiencias, nuestras ideas, todos aprenderemos de estas y otras jornadas. Siempre que acudimos o asistimos a jornadas, congresos, etc. nos llevamos un aprendizaje que hemos visto, o escuchado de algún compañero o compañera y ese, adaptado a nuestra localidad, a nuestra biblioteca, al conjunto de usuarios y usuarias, nosotros podemos ponerlo en práctica, a veces incluso mejorando el del compañero. Resulta que muchas veces las experiencias de otras Bibliotecas son las que encienden la luz de la imaginación para las nuestras.

 

· En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica ante la que nos vas a explicar?

 La biblioteca de Valdepeñas de Jaén, nunca ha tenido grandes pretensiones, siempre ha intentado trabajar para los usuarios, pensando en ellos y diseñando estrategias que creemos que pueden favorecer el uso de sus instalaciones, o que consigan mayores niveles de lectura, etc.  ¿Qué pasó cuando llegó la Pandemia del COVID 19? Que una vez más tuvimos que ponernos a trabajar para atender a nuestra población, así que de una forma sosegada y tranquila fuimos adaptando algunas actividades a un formato online si se podía o cambiando otras.  Creando para esa época algunas nuevas, desde luego utilizando nuestros medios digitales más que nunca y teniendo un contacto con los usuarios a través de las redes sociales, móvil, etc.  de eso trata un poco nuestra intervención, como se puede atender a los usuarios de otra forma cuando llegan épocas malas.  Pero sinceramente, ni más ni menos que como tantas y tantas otras bibliotecas, como tantos y tantas compañeros y compañeras que se han puesto las pilas y han inventado y reinventado su trabajo en época de pandemia. No somos la excepción, más bien somos una Biblioteca más, que intenta potenciar y poner en marcha todo el poder de las Bibliotecas, los libros y las actividades en favor de los usuarios haciéndoles ver la inmensa importancia de las mismas.

 

· ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 El panorama bibliotecario en general no me gusta cómo va y en particular con respecto a la pandemia menos aún. Yo me hago una pregunta y la hago a nivel general, la hago al mundo, a nuestros gobernantes a quien quiera escucharme. si a las bibliotecas se les tiene la consideración que se dice, ¿Por qué durante la pandemia se han cerrado en vez de abrirlas más aún? Y a la misma vez, si son tan importantes como dicen, ¿Por qué no se les ha ayudado? El que me conoce, sabe mi respuesta a las dos preguntas, mi posicionamiento y mi lucha.  Malas praxis, seguro que algunas se han realizado, pero si me dicen que una de ellas, es abrir y dar servicio a los usuarios, con todas las medidas de seguridad, en contra de lo que se debería hacer, pues lo siento, nosotros lo hemos hecho y el público, los usuarios y todo el que lo ha necesitado ha tenido nuestro servicio.  Nuestra Biblioteca gracias al Ayuntamiento a triplicado el presupuesto en este año de pandemia, eso, creo yo, que es más que positivo. Bibliotecas modélicas para mí, todas.  Todas las bibliotecas que abran sus puertas, las horas que sean, con los medios que puedan y en las condiciones que puedan, para mí son modélicas. Y en esta época que nos ha tocado vivir más aún. ¿Quién es capaz de decir que un usuario/a no necesite como artículo de primera necesidad, tener un libro en su casa para leer, en vez de estar martirizado con las nefastas noticas de los medios de comunicación?

Desde luego a mí que no me lo digan porque yo lo he visto, lo he sentido y así me lo han comunicado “Por favor si puedes tráeme algo a mi casa, lo que tu veas” tal vez esa medicina del alma que decían los egipcios, ha quitado más de un dolor de cabeza y un paracetamol del cuerpo. Por favor señores a la Bibliotecas hay que apoyarlas muchísimo más, dotarlas mejor y lo más importante colocarlas en el pedestal que se merecen.

 

 · En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

 El futuro de las Bibliotecas sigue siendo muy incierto, en los próximos años si fuera posible que a las mismas se las dotara de más medios, habría que renovarse y potenciar los medios digitales, servicios personalizados a domicilio y para mí lo más importante, hay una franja de edades que no debemos darlas por perdidas los jóvenes y los más mayores. Creando estrategias dirigidas especialmente a esos grupos, con contenidos específicos y actividades muy concretas para ellos. Nuestra biblioteca en la medida de sus escasas posibilidades, está intentado trabajar en estas cuestiones, pero también veo la dificultad en ello. Como estoy seguro que esta pandemia no es la última y que en cierto modo nos ha cambiado la forma de vivir y de trabajar, por supuesto que también ha influido en las Bibliotecas, quizás haya que potenciar más los contenidos audiovisuales, digitales, online, etc. una atención mucho más personalizada al usuario, incluso en su domicilio.  Pero no me cansaré de decirlo este tipo de cambios no podemos hacerlo solos, quizás las grandes Bibliotecas sí, pero las pequeñas bibliotecas no pueden.  Necesitan más medios, más personal, más presupuesto y lo más importante más apoyo gubernamental e institucional.

 

· En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

 Este tema me gusta y me crea nuevas expectativas, quizás por el hecho de venir también del mundo del teatro me da algo de ventaja a la hora de realizar videos, o de preparar algún tipo de actividad creativa.  Pero es cierto que a raíz de la pandemia se me ocurrió realizar una serie de videos que después subíamos a las redes sociales, con novedades, recomendaciones, etc. y el público, los usuarios, nos pedían que por favor siguiéramos con esos videos que a ellos les venían muy bien. A veces incluso hacían capturas del video donde salían los libros para pedirnos que se los reserváramos, apartáramos o incluso se los lleváramos a casa.

Este tipo de actividades y otras mucho más elaboradas que la que os acabo de decir es lo que las bibliotecas debemos poner en marcha de manera inmediata, tenemos que subirnos al tren de lo digital, audiovisual, etc. eso quizás nos ayude mucho más como biblioteca, además de mejorar el resto de actividades que ya tenemos programadas. Si son bien utilizadas, hoy día las redes sociales son un portal muy útil, un escaparate muy visitado y observado.  No soy de dar consejos porque quizás los consejos me los tendrían que dar a mí, pero hay algo que siempre me ha ayudado y que a mis hijos, allegados y amigos siempre les digo, hay que poner en todo lo que se haga mucho, pero que mucho corazón, mucho amor y muchísima pasión, con esos tres ingredientes es muy raro que algo salga mal.  El mejor consejo es trabajar muy duro, leer mucho y lo más importante, escuchar, escuchar a tus vecinos, usuarios, amigos, autores, ilustradores, narradores, etc. ellos tienen en su día a día anécdotas y aventuras que a ti te pueden servir para desarrollar tu labor, la nuestra es mucho de desarrollar la creatividad un sentido especial, como yo le llamo el sentido bibliotecario.

 

· Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

Los que me conocéis bien, sabéis que yo soy más de contacto directo con las personas, más de saludar, de abrazar, de preguntar como os van las cosas en definitiva el contacto humano.  Parece que eso hoy día está dejando de ser importante y la verdad, eso no me gusta, pero entiendo perfectamente a la AAB, entiendo que es mejor hacer algo, aunque sea con este formato que no hacer nada, también en ese sentido les agradezco el esfuerzo, he de decir que veréis que últimamente no estoy muy participativo en, jornadas, cursos, etc. y precisamente es por este motivo, por no poder tener un contacto directo con compañeros y compañeras de profesión.  Y lo sé, sé que quizás el futuro es más digital que humano, pero no lo llevo bien.

Enhorabuena a la AAB por organizar este tipo de jornadas en esta época de poco contacto humano y aunque sea a través de pantallas poder conocer las propuestas de otras Bibliotecas y de otros Bibliotecarios.

 

· Para acabar, ¿Que te parece la labor desarrollada por la AAB?

 Yo no puedo decir nada malo de la AAB en su día fui miembro de su Junta Directiva, para mí un gran honor. La labor de la AAB es encomiable y sé que hay partes de nuestra profesión que pueden criticar algo, yo mismo a veces también he estado en desacuerdo con algunas cosas, pero eso no me va a impedir alabar su labor y su trabajo constante. Se por muchos compañeros el tema del personal, el tema laboral y hasta el sema salarial, pero de verdad, todos esos temas son muy complicados y aunque la AAB sé qué hace lo que puede, es más un problema de que jamás nos han valorado lo que deberían, que esta profesión no deja de ser un chico o chica que coloca libros en una estantería, pero esa valoración tiene que venir de arriba y abajo y viceversa, desde los Ayuntamiento hacia los gobiernos y también en sentido contrario.

¿Por qué siempre andan diciendo que somos un servicio imprescindible, un servicio importante, un servicio de excelente calidad? Y luego eso no se traduce en ayudas, reconocimientos, salario, etc. así mismo se lo dije a la cara a una Delegada de Cultura que visito nuestra Biblioteca con la Alcaldesa con motivo del 30 aniversario de la misma. Si Delegada todo muy bonito, todo fabuloso, somos los mejores y el mejor servicio, pero eso cuando se va a notar a nivel de fondos, de apoyos y de subvenciones etc. ella con un gesto sonriente me respondió, que no todo depende de ella, pero que intentaría trasladar mi petición. Cinco años después tengo la misma pregunta, 35 años llevo en el mundo de las Bibliotecas y siempre tengo las mismas preguntas y que conste que gracias al tesón de los Bibliotecarios y al trabajo de la AAB se han conseguido muchas cosas, aunque no lo parezca.  El primer día que empecé a trabajar aquí, mi primera llamada de teléfono fue a la AAB para asociarme, doy las gracias a la AAB por tanto como he aprendido y por el trato que siempre he recibido, a veces para ver la importancia de las cosas, han de dejar de existir, yo espero que no tengamos que darnos cuenta de la importancia de la AAB por que tuviera que desaparecer, entonces comprenderíamos su necesidad.



viernes, 8 de octubre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: Raquel Ruiz Rivas

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS:

Raquel Ruiz Rivas 



· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 El aprendizaje desde nuestra experiencia, es la importancia de estar conectados a nuestros usuarios, la importancia de crear vínculos, la empatía que se genera con el lector o el usuario de la biblioteca, tiene que tener confianza en el servicio, esto hará que estemos presentes en sus prioridades.

  ·En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica ante la que nos vas a explicar?

La disposición personal, las ganas y la coordinación del personal bibliotecario, son necesarias para que el trabajo de pueda salir adelante con éxito.

  · ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 Reflejo de la diversidad y particularidades de cada cual, como pasa en cualquier circunstancia, las respuestas han sido dispares y sin directrices comunes, en un principio. La falta de entidad organizada, con unas normas, etc, a los que acudir,  nos hace que dependamos demasiado de nuestros propios medios e incluso de los recursos personales para afrontar circunstancias o decisiones profesionales ante las que deberíamos tener una normativa que nos diera cobertura e incluso infraestructura para el desarrollo de nuestro trabajo.

He llegado a ver noticias de actividades de muchos compañeros que trabajaban por mantener el servicio y el contacto con sus usuarios que son admirables, en general una buena mayoría ha reaccionado desde el primer momento, así lo pudimos ver en la primera semana de confinamiento, en la que se señalaba el aumento del consumo cultural en todo el país.

· En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

 Creo que adaptación, es la actitud clave para esta y tantas otras circunstancias de la vida.

Necesitamos actualizar nuestros recursos, hay servicios que van a ser más ampliamente demandados y tenemos que incrementar esfuerzos en esos caminos, por ejemplo, se ha visto la mayor demanda de lectura de contenidos digitales.

  · En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

Necesitamos contar lo que hacemos, mostrar nuestros recursos, las actividades que se celebran en nuestras bibliotecas, hasta dónde podemos llegar y llegamos. Tenemos que comunicar a nuestros usuarios de modo que consigamos el acercamiento a ellos, su fidelidad a nuestro espacio por confianza y por satisfacción con los servicios y al mismo tiempo repercutir esta presencia en motivo de mayor financiación de nuestras administraciones.

  · Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

Me parece estupenda la decisión de no dejar pasar la oportunidad de reunirnos. Ahí es donde está la esencia de la que hablamos, la disposición de estar comunicados, de seguir trabajando adaptándonos a las circunstancias. Estar presentes, a pesar de todo.

Una mirada a la cara, el contacto directo con los compañeros, el tú a tú, a mi me parecen muy importantes, pero desde luego hay muchas ventajas en el formato virtual.

  · Para acabar, ¿Qué te parece la labor desarrollada por la AAB?

 Admirable y necesaria. Así se ha visto durante los últimos tiempos, haciéndonos llegar la documentación recopilada que nos sirviera de guía. En la oferta de formación, divulgación de actividades e información útil para las bibliotecas. Se agradece esta actitud de servicio y acompañamiento.



lunes, 4 de octubre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: Joaquín Hernández Sánchez

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS: Joaquín Hernández Sánchez


Joaquín Hernández Sánchez, 
Coordinador de programas formativos y docente. Asesor y dinamizador del programa Read Maker para las bibliotecas en la Diputación de Badajoz

 

 

· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 La idea de que, cuando volvamos a la normalidad (que ya no será la antigua, sino la nueva, sea esta la que sea), las actividades en línea han llegado para quedarse y que, de alguna manera, hay que imbricarlas con las actividades presenciales. Algunas instituciones y redes bibliotecarias habían asumido esta filosofía antes de la pandemia, pero espero que, de ahora en adelante, esta manera de trabajar, de ser y entender la labor bibliotecaria se extienda.

Ligado a ello, más que un reto es una inyección de optimismo: existe un ecosistema completo de herramientas y aplicaciones que nos ofrece tanto soluciones como ideas para realizar esa conexión entre lo presencial y lo virtual.

 

· En cuanto al desarrollo, ¿qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica que nos vas a explicar?

 Hablar de un “ecosistema completo de herramientas y aplicaciones” puede abrumar, por eso, plantearemos un ejemplo muy sencillo: un kit de “supervivencia” tecnológica para desarrollar actividades en línea en nuestras bibliotecas.

 

· ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 A pesar que las naturales incertidumbres que nos está dejando la pandemia, soy optimista. Creo que la biblioteca se adaptará, como ha venido haciendo a lo largo de los años, a estos nuevos tiempos. Este optimismo mío no es en absoluto naif; está fundamentado en la realidad: solo hay que observar cómo los profesionales reaccionaron en los momentos más críticos, demostrando así el valor y el importante papel de las bibliotecas en nuestra sociedad.

 No me gusta, por regla general, fijarme en la mala praxis; sino en las buenas praxis, así, por descarte, identificamos el grano de la paja, también, para seguir potenciando esas buenas prácticas. De todos modos, no hay que olvidar que las experimentaciones se han realizado con los conocimientos y medios de ese momento. Y pensar en la importancia de la formación continua de los profesionales, además del necesario apoyo a la profesión, como el que ofrecen asociaciones como la vuestra.

 No voy a destacar o distinguir la labor de una sola biblioteca; pero sí quiero resaltar la labor de las pequeñas bibliotecas, las redes de bibliotecas  municipales, que han diseñado magníficas actividades. Tampoco podemos dejar a un lado a las instituciones que ya habían apostado por los servicios en línea y, durante este tiempo, los han potenciado y han generado nuevos proyectos relacionados. Qué importante es que las instituciones cuenten con equipos profesionales con visión de futuro.

 Y, por último, fijémonos en lo que hacen instituciones y empresas ajenas, en principio, al mundo bibliotecario. Ligadas a la cultura, o no. De la observación, siempre se extraen ideas.

 

 · ¿En nuestras bibliotecas se han potenciado el uso de nuevas herramientas?, ¿Cuáles de ellas son las más utilizadas y por qué?

 Las redes sociales han sido las herramientas estrella, también porque son las que están integradas en la vida cotidiana de nuestros usuarios, y el objetivo de la biblioteca es llegar a ellos, estar con ellos, acompañarles, formarles, entretenerles… Por ejemplo, el servicio de mensajería WhatsApp, junto con la opción de videoconferencia, ha sido clave para mantener el contacto entre el usuario y el bibliotecario. Otras han sido las que permiten reuniones grupales y retransmisión en directo de actividades, como Google Meet y, sobre todo, Zoom.

 Este tipo de aplicaciones son fáciles de usar, se han popularizado muy rápidamente y, además, son gratuitas. Es natural que hayan sido las herramientas estrella.  

 

· En cuanto al futuro, ¿qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

 Hay una necesidad y un deseo de volver a una actividad física, presencial, en nuestras bibliotecas, tanto por parte de los usuarios como de los bibliotecarios. Pero, seguramente, tendremos que reconquistar a ese porcentaje de usuarios (no sé si alto, habrá que explorarlo), que se ha acostumbrado a la no presencialidad de los últimos tiempos. Lo que está claro es que se han producido cambios muy profundos tanto en los hábitos de consumos culturales y de entretenimiento, como en la forma de trabajar y de ofrecer servicios y actividades.

 

· En cuanto a la actualidad, ¿qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

 La biblioteca ha de apostar por la conversación y la socialización, con la conexión, ya casi obligada, entre lo analógico y lo digital.

 Observemos nuestro entorno y su día a día. Si los jóvenes se mueven en determinados entornos virtuales, veamos cómo poder acercarles allí nuestros servicios; si les gustan los vídeos, hagamos vídeos; si les gusta encontrarse en una aplicación, probemos esa aplicación. Si las personas mayores se han acostumbrado a las videollamadas, usemos estas aplicaciones para charlar con ellos, para compartir con ellos. La presencialidad, lo físico, es algo irrenunciable, pero tenemos que convivir con la virtualidad. Ahora, sí o sí.

 

· Vamos finalizando, ¿qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

 Me parece un formato muy adecuado para el momento que vivimos; y un formato que perdurará más allá de la pandemia. Espero, eso sí, que el próximo año, se pueda combinar con el formato presencial y, así, disfrutar de las ventajas y múltiples posibilidades que nos ofrecen ambos.

 

· Para acabar, ¿que te parece la labor desarrollada por la AAB?

 Creo que es una asociación que acompaña, escucha y aconseja al bibliotecario, que ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de las bibliotecas y de los profesionales que trabajan en ellas. Que lucha, cada día, por la defensa de los derechos de los profesionales. Que tiene un proyecto formativo asentado, con propuestas actuales y efectivas. Además, uno de sus puntos fuertes es su capacidad para propiciar la colaboración entre distintas instituciones y redes bibliotecarias.

 Y si alguien, aún, no se ha percatado de todo lo que hace, le remito a un artículo publicado en su último boletín: 40 años no es nada; Bibliotecarios Andaluces 1981-2021 😊 😊



viernes, 24 de septiembre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: Alberto E. Llano Fontela

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS:

Alberto E. Llano Fontela



Alberto E. Llano Fontela. 
Biblioteca Pública Municipal de Teo (La Coruña)

 

· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 Hola. Más que reto de aprendizaje, me gustaría promover una reflexión sobre los servicios que estamos dando y vislumbrar posibles escenarios hacia los que dirigirnos. Si algo tan disruptivo como ha sido el COVID puede tener de “positivo” es el darnos la posibilidad de hacer un alto en nuestro día a día y repensarnos ya no desde parámetros teóricos y de futuro sino prácticos y de actuación inmediata en nuestros servicios.

 

· En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica ante la que nos vas a explicar?

 Pretendo hacer una pequeña panorámica sobre la situación de las bibliotecas (especialmente las públicas y muy centrado en el entorno gallego) anterior a la pandemia y la respuesta durante el confinamiento y en el proceso de reapertura. Pero también me interesa mucho dar unas pinceladas de los debates que estaban abiertos dentro de nuestra profesión y los que la COVID ha abierto (o posiblemente reabierto) .

 

· ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 Pienso que como colectivo hemos respondido de forma rápida y con muchas energías, dentro de las posibilidades de cada biblioteca, pero evidentemente han salido a la luz muchas carencias que estaban un poco fuera del foco. Evidentemente en un ecosistema tan heterogéneo como el bibliotecario, las respuestas han sido diversas, y aquellas bibliotecas que ya tenían un trabajo  previo más intenso, por ejemplo en servicios virtuales o en redes sociales, han podido adaptarse de forma más flexible y eficaz. Pienso, por ejemplo en las Bibliotecas Municipales de Coruña, que partían ya con gran experiencia y cuentan con una red muy robusta, pero que por desgracia, es bastante excepcional en Galicia. Por desgracia, dentro del ámbito de bibliotecas públicas, mi diagnóstico como red no es tan positivo y en ocasiones las bibliotecas hemos tenido que tejer nuestras propias redes de manera casi autogestionada.

 

· Desde tu perfil profesional, ¿Crees que las bibliotecas, a nivel general de España y a nivel particular en tu entorno más cercano, se han adaptado bien a desarrollar los servicios tradicionales durante la pandemia?, ¿Qué valoración haces?

 Insisto en que el esfuerzo de adaptación y el trabajo han sido enormes. En este tiempo, al mirar lo que estaban haciendo y el compromiso con su entorno de compañeras y compañeros de profesión me he reafirmado en mi orgullo por formar parte de este colectivo. Y hemos demostrado nuestra gran predisposición a repensarnos constantemente. Pero nos equivocaríamos si nos quedásemos solo en esto y no aprovecháramos para dar de una vez el paso que a muchas bibliotecas nos falta para ponernos en primera línea y visibilizar nuestro trabajo y el enorme potencial que atesoramos.

· En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

 Hablar de futuro en un entorno tan cambiante posiblemente sea demasiado arriesgado. Pero sí debemos tener puestas las luces largas y estar atento a las necesidades que la sociedad nos va a demandar en cada momento. Nuestros propios usuarios serán los que nos vayan mostrando hacia donde ir con las demandas de servicios que nos vayan planteando. Y algo clave, que muchas de las cosas que hemos planteando en este tiempo pasen de ser meras acciones coyunturales a convertirse en servicios estables y con un sentido. Creo que la pandemia más que traer cambios, ha funcionado como acelerador de muchas cosas que no acababan de plasmarse en la realidad y quedaban muchas veces en el plano puramente teórico. Es la posibilidad de pasar de los deseos a la acción.

 

· En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

 Deberíamos aprovechar la inercia de todo el trabajo que estamos realizando en esta época para dar ese paso que nos falta. Ahora más que nunca, el papel de las bibliotecas debe ser primordial ante una realidad muy complicada para mucha gente a la que debemos ayudar a no quedarse atrás. No soy una persona de dar consejos, pero creo que como bibliotecas debemos plantearnos una serie de cosas, y entre ellas: el conseguir sentarnos de una vez en las mesas en las que se toman decisiones importantes a nivel político (para lo que es vital el papel como colectivo y que podría canalizarse a través de las asociaciones profesionales), el recuperar en lo posible el espacio físico de las bibliotecas como lugar seguro (dentro, evidentemente de la realidad sanitaria) y el reclamar nuestra posición como un servicio esencial ahora y en el futuro que nos espera. Y para ello un posible camino podría ser el que ya tratasteis en las anteriores jornadas, que es el de convertirnos en un agente activo para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, que deberían funcionar como marco y horizonte hacia el que repensar nuestros servicios.

 

· Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

 El formato me parece muy acertado dadas las circunstancias, porque permite llegar a muchas más personas interesadas. Pero me vais a permitir que lamente no poder realizarlo en el formato físico que nos da pie a interacciones con compañeras y compañeros y nos enriquece a todos. Y eso es algo que como bibliotecario municipal, que no tenemos tantas posibilidades de acudir a congresos o jornadas presenciales por la complejidad de horarios y la escasez de personal valoramos mucho. Estoy seguro que más adelante podremos recuperar esos momentos de encuentro.

 

· Para acabar, ¿Que te parece la labor desarrollada por la AAB?

 No descubro nada si digo que la AAB se ha convertido en todo un referente. Tengo que confesar que desde Galicia lo veo con cierta envidia por la fortaleza y dinamismo que mostráis y por el compromiso por nuestra profesión. Sin duda sois un buen espejo en el que mirarnos otros bibliotecarios a la hora de funcionar como colectivo. Y aprovecho para felicitaros por los 40 años tan bien llevados. Felicidades



 

-

lunes, 20 de septiembre de 2021

Entrevista con los ponentes de la #5JTB : Juan Venegas Columé

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS: 

Juan Venegas Columé



Juan Venegas Columé

Responsable de la Biblioteca Pública Municipal de Isla Cristina

 

· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 

Las bibliotecas debemos perseverar en nuestra vocación de servicio público.  Todos hemos aprendido muchísimo de esta extraña situación pandémica, aprovechando recursos que teníamos un poco aparcados, como los servicios online o la adaptación, mejora e higiene de los distintos espacios de las bibliotecas. El intercambio de experiencias que vamos a disfrutar durante estas jornadas, servirá para poder ofrecer a nuestros usuarios un abanico de actividades y servicios mucho más amplio y diverso. Aprender entre todos, como siempre hemos hecho, ese será nuestro reto de aprendizaje

 

· En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica ante la que nos vas a explicar?

 

Las personas no podían venir a la biblioteca, nosotros no podíamos asistir a nuestro puesto de trabajo, todos nos sentíamos encerrados y desorientados. Pero había que encontrar la llave que abriera un espacio de comunicación entre el personal bibliotecario y el resto de la ciudadanía. Y la encontramos, y no solo conectamos con los usuarios habituales, sino que lo hicimos también con el resto de personas que jamás asistieron a la biblioteca ni tenían acceso a las redes sociales, principalmente mayores y gente trabajadora. La llave liberadora fue un programa de radio. Durante mi intervención veremos imágenes y escucharemos audios de este espacio radiofónico

 

· ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 

Afortunadamente el ritmo de vacunación nos va acercando cada vez más al horizonte de la normalidad. Durante este tiempo, los usuarios han sentido nuestra ausencia, nos han echado de menos. Eso está bien, no hay nada como que te quiten algo para que lo valores más y desees con fuerza poder recuperarlo. La ausencia de normativa, el exceso de recomendaciones contradictorias, ha sido la principal dificultad para desarrollar bien nuestro trabajo. Nos haría falta una ley gubernamental, o un decreto de la autoridad autonómica que nos guíe en escenarios tan complicados como los de esta pandemia. He conocido muchas bibliotecas de mi entorno que han desarrollado sus funciones de manera ejemplar, cada una dentro de sus posibilidades. El excesivo celo de la clase política en algunos casos o la alegría exagerada con que tomaban otras decisiones no nos ha permitido ofrecer un servicio más homogéneo

 

 

· En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

 

El ámbito bibliotecario está en constate cambio y progreso, debemos estar preparados para afrontar los retos de nuestra profesión, el avance del formato electrónico, la disminución de las preferencias de lectura en papel. Debemos acostumbrarnos a que la biblioteca salga más a la calle y no solo permanezca en su edificio; más actividades de extensión bibliotecaria como biblio-playas, depósitos externos en asociaciones y centros asistenciales... Si algo hemos aprendido durante este tiempo difícil es a explorar recursos que  en el caso de que la situación hubiera sido otra, los hubiésemos usado mucho menos. Principalmente me refiero a las redes sociales como instrumento que posibilita el contacto directo con los usuarios, tanto a nivel de actividades, como de consulta y comunicación. Esto definitivamente se quedará en la vida cotidiana de las bibliotecas. Ojalá también perdurara la higiene y la adecuación de espacios bien aireados y confortables

 

· En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

 

Después de este tiempo convulso que estamos viviendo en las bibliotecas, así como en la sociedad en general, propongo que abramos un paréntesis reflexivo, que elaboremos con calma un diagnóstico sobre nuestras prácticas anteriores y la nueva realidad, que retomemos la actividad de cada uno de nuestros centros con los retos bien definidos,   contabilizados los recursos humanos y materiales y nos lancemos hacia el futuro con ilusión y entrega. Que al menos, lo que en nuestras manos esté, sirva para ofrecer el mejor de los servicios a esas personas que aguardan esperanzadas la apertura definitiva de sus bibliotecas

 

· Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

 

Por supuesto prefiero el formato presencial, el compartir en los pasillos conocimientos, experiencias, risas y recuerdos. Todo se andará, ojalá las próximas jornadas técnicas podamos darnos un abrazo de compañeras y compañeros. Mientras tanto, nos conformaremos con vernos la cara, aunque sea a través de la pantalla del PC, la Tablet o el móvil

 

· Para acabar, ¿Que te parece la labor desarrollada por la AAB?

 

Me encanta vuestro entusiasmo para organizar encuentros, talleres, cursos y proporcionarnos documentos; vuestra entrega hacia todos los profesionales que compartimos esta bendita misión de comandar el rumbo de las bibliotecas andaluzas. A veces os necesitamos un poco más próximos, pero, cuando os necesitamos, ahí estáis

 




 

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Entrevista con los ponentes de las #5JTB: Manuela Sánchez Macarro

 

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS V JORNADAS TÉCNICAS DE BIBLIOTECAS: 

Manuela Sánchez Macarro




Manuela Sánchez Macarro

Biblioteca de Andalucía

 

· Hola. En breve celebramos las V Jornadas Técnicas de Bibliotecas. ¿Qué reto de aprendizaje se pueden llevar los participantes para ponerlo en práctica en sus bibliotecas?

 

Hola, muy buenas. Me gustaría que todos conocieran más a fondo la plataforma eBiblio Andalucía, de forma que puedan resolver los problemas más comunes de acceso que cualquier lector puede tener al acceder por primera vez. Algo que muchos profesionales ya conocen pero que aún hay un porcentaje que lo desconocen.

 

· En cuanto al desarrollo, ¿Qué nos puedes adelantar sobre algún contenido o práctica?

 Se dará a conocer la trayectoria de este servicio, que lleva más de seis años de convivencia con nosotros y que empezó con poca afluencia de usuarios en 2015 pero que, año tras año, ha ido demostrando la necesidad de existir para todo tipo de público lector; infantil, juvenil, de mediana edad o incluso mayores.

 También vamos a intentar aprender cómo se le puede sacar partido al catálogo de manera que pueda servir como captación de los lectores que, aunque físicamente no contactan con la biblioteca, se les puede llamar la atención  a   través de algunas herramientas, como son los enlaces a un grupo de títulos o colecciones existentes en el catálogo de  eBiblio Andalucía.

 

· ¿Cómo ves el panorama bibliotecario con respecto a la pandemia? ¿Habría que corregir algunas malas “praxis” desarrolladas en los últimos meses? ¿Hay alguna biblioteca que haya sido modélica en cuanto al desarrollo de su labor en medio de la pandemia?

 - He comprobado que se han producido muchos avances, que sin querer, se han ido implantando y que si no hubiéramos pasado por este periodo de  pandemia habrían tardado muchísimo más tiempo en llegar. Me refiero a la integración de las bibliotecas en las redes sociales, los encuentros virtuales, el auge de los clubs de lectura virtuales...etc. Esta pandemia ha abierto mucho los ojos en nuestra profesión y creo que ha dado un gran empujón en el uso de las TICs, que ya estaba haciendo falta.

 - Toda la labor que las bibliotecas han desarrollado en este tiempo hasta ahora está basada en la buena intención, acompañada, cómo no, de buenas prácticas. Creo que cada uno de nosotros ha podido afrontar este reto de la mejor manera posible y, desde luego, si antes no se habían parado a reflexionar sobre su papel o su función en la sociedad, este periodo de crisis les ha ayudado a hacerlo, e incluso a tener unas iniciativas que le han hecho salir a flote, prestando aún más su atención y apoyo a los usuarios.

 - Es admirable la labor de recogida y entrega a domicilio de los libros,  en muchas bibliotecas en España, para que los lectores, pequeños y mayores,  no dejaran de leer en un tiempo en el que la lectura para muchos ocupaba las  horas de ocio de gran parte del día. Es preciosa la labor de la biblioteca sevillana del municipio de Utrera (Sevilla), que unida al servicio de protección civil, se encargaron de llevar los libros a domicilio a personas mayores, personas dependientes o  aquellas que vivían solas en dicho municipio. Esta tarea,  además de ser un acto solidario con los demás, refleja la vocación pura y dura que muchos profesionales de las bibliotecas tienen.

 También me viene el recuerdo de la biblioteca de un pueblo extremeño, Valdelacalzada (Badajoz), cuyo trabajo realizado en el Espacio Read Maker del proyecto Nubeteca de la Diputación de Badajoz fue de gran apoyo al hospital de Badajoz al  producir  soportes para víseras y máscaras de protección para el personal sanitario, mediante la impresión en 3D.

 

· Centrándonos en nuestra Comunidad Autónoma, ¿En Andalucía nuestras bibliotecas han potenciado el uso de E-Biblio durante la pandemia?

Sí, en gran parte. Esta pandemia ha traído consigo el empujón que esta plataforma necesitaba.

Tanto los profesionales de la Red de Bibliotecas Públicas  de Andalucía como el Ministerio de Cultura y Deporte, promocionaron  bastante el servicio en las redes sociales; y sobre todo, cuando en pleno confinamiento,  entre el mes de abril y mayo, se pusieron a  disposición de toda la comunidad andaluza unos 500 títulos nuevos en el catálogo  Ebiblio Andalucía. Se anunció por todas las redes sociales y esto hizo que se dieran de alta un gran porcentaje de nuevos lectores.

En este incremento del uso de la plataforma no puedo dejar de mencionar, si me lo permitís, la labor del equipo de la Biblioteca de Andalucía (liderado por Javier Álvarez García y compuesto por Carmen Martínez Moya, Paqui Rodríguez Maleno, Juan Jesús López Díaz y la misma que responde a la entrevista). Se estuvo prestando un apoyo “invisible” (24X7) a todos los usuarios que contactaban por email, diariamente, para resolver sus dudas sobre eBiblio Andalucía. Nos convertimos en algo muy importante para los lectores y, me atrevo a decir, que hubo días en que nos hicieron sentir como los “héroes sanitarios” de esta pandemia, aunque sin bata y sin mascarilla, trabajando desde casa (je, je, je,je, ...es cierto).

 

 · En cuanto al futuro, ¿Qué nos espera en los próximos años con respecto a las bibliotecas? ¿Crees que la pandemia ha traído cambios para quedarse?

- Casi que con total seguridad y, en cierto modo, lo que esperamos todos  es seguir haciendo mucho uso de las TICs y las redes sociales para hacer más visible a la biblioteca, además de reinventar muchas de sus tareas para poder llegar a más usuarios.

- Los grandes cambios, como son actualmente las restricciones de aforo en las actividades presenciales  y  los encuentros virtuales,  han venido para quedarse. Es algo que, mientras la actividad a realizar lo permita, se mantendrán.

 

· En cuanto a la actualidad, ¿Qué deben poner en práctica las bibliotecas de manera inmediata para estar en consonancia con lo tiempos que estamos viviendo?, ¿Nos das algún consejo para que los bibliotecarios inicien de manera inmediata la andadura en el tema que nos rodea?

- Como he comentado anteriormente, es muy importante para las bibliotecas seguir haciéndose cada vez más visibles a través de las redes sociales. Ya sabemos que el gran porcentaje de la población tiene un teléfono inteligente en el que puede encontrar fácilmente los  eventos y las actividades que se van a realizar o ya se han realizado. Es una manera de publicitar todo lo que la biblioteca hace y que hasta hace poco se desconocía.

- Recomendaría a todo el profesional de la biblioteca, y  que aún no lo ha hecho, que comience a dar publicidad a través de las redes sociales,  de todo la actividad que realiza, ya sea presencial o virtual y, que por muy poquito que sea, pueda llegar tanto a usuarios como responsables de la institución, de manera que se valore correctamente este servicio público.

 

· Vamos finalizando, ¿Qué te ha parecido este formato utilizado por la AAB en estas V Jornadas Técnicas, debido a la situación tan extraordinaria provocada por la Covid-19?

-Este formato, al igual que el del año pasado, me ha parecido estupendo porque creo que se llega a más participantes que cuando se hace de forma presencial, aunque la presencialidad de los encuentros con los compañeros, que no es sustituible por otros formatos, es muy enriquecedora.

 

· Para acabar, ¿Qué te parece la labor desarrollada por la AAB?

La labor ha sido formidable, como siempre. Gracias a ella muchos profesionales han ido orientándose en este tiempo de crisis e  incertidumbre, con  especial atención y cuidado hacia las bibliotecas.

Os felicito por eso 40 años volcados en el mundo bibliotecario y deseo, y espero, que podáis cumplir otros 40 más con esa gran voluntad e ilusión que os caracteriza.