Página principal

martes, 5 de mayo de 2020

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN FRENTE AL COVID-19 EN BIBLIOTECAS




sábado, 25 de abril de 2020



PROTOCOLO DE ACTUACIÓN
PARA LA REAPERTURA DE BIBLIOTECAS

 
INTRODUCCIÓN

Después de estas semanas de confinamiento cuando volvamos a nuestro trabajo el mundo será distinto y las bibliotecas también habrán cambiado. Los bibliotecarios una vez más nos hemos reinventado y hemos sabido adaptarnos a las necesidades de nuestros usuarios. Trabajar desde casa ha supuesto un nuevo reto que hemos sabido superar, fruto de ello la cantidad de actividades que se han realizado en el mes del libro y la literatura (abril). El teletrabajo ha triunfado, y hemos sabido superar la limitación de las barreras físicas.  

Hemos perdido el miedo a lo digital por ello, ahora más que nunca, debemos apostar por la formación de nuestros profesionales en este terreno.  Esta pandemia que ha colonizado el mundo nos deja multitud de enseñanzas y certezas. Una de ellas, la   transformación digital   y la innovación para acortar distancias, que nos permiten seguir adelante con nuestras vidas en momentos de graves limitaciones y de conmoción mundial, todo ello ofreciendo al usuario lectura, información y por ende conocimiento.

Este protocolo tiene su origen en la necesidad de actuación y planificación con anterioridad suficiente a la próxima reapertura de las bibliotecas. Esta es una de las tareas que deben realizar los responsables de dichas instituciones, de manera que se garantice la prestación de los servicios sin el menor riesgo de contagio y propagación del Covid-19 (coronavirus), tanto para el personal como para los usuarios. 

Con el objetivo de facilitar la realización de dicho protocolo, la Asociación Andaluza de Bibliotecarios reúne en este documento los principales puntos a tener en cuenta. Nuestra pretensión es que las instituciones de las que dependen las bibliotecas tengan en cuentan estas medidas planteadas y todas las que provengan de las instituciones sanitarias para la reapertura segura de las instalaciones, tanto para los usuarios como para el personal.

Ante todo, hay que crear un ambiente de confianza, tanto por parte del personal que trabaja en la biblioteca como por parte de los usuarios que nos visitan. Mantener bien informados a los usuarios en pandemias como la del coronavirus es un gran reto, no debemos de olvidar que las bibliotecas son centros de información.  

PUNTOS A TENER EN CUENTA EN EL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE LA APERTURA DE LAS BIBLIOTECAS

  1. PREPARAR LAS INSTALACIONES PARA SU REAPERTURA
·       Asegurarnos que todo el edificio está desinfectado (edificio, mobiliario, equipos de trabajo y colecciones) siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, administrativas y gubernamentales competentes.
·          Para minimizar el contacto entre los trabajadores y entre éstos y las personas usuarias debe modificarse, en la medida de lo posible, la disposición de los puestos de trabajo y organizarse la circulación de personas, con el objetivo de garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad de 2 metros. 
·         Se estudiará la conveniencia de instalar mamparas de separación en los mostradores de atención al público. 
·         El aforo máximo deberá permitir cumplir con las medidas extraordinarias dictadas por las autoridades sanitarias, concretamente con el requisito de distancias de seguridad.
·         Disponer de gel hidroalcohólico para los usuarios, siendo obligatoria la higiene de manos antes del acceso a la biblioteca. 
·         Se procurará disponer de gel hidroalcohólico en todos los mostradores de atención al público.
·         En los mostradores de atención al público se puede señalizar el suelo con una línea de espera que no debe ser traspasada hasta que toque el turno. 
·         Asegurarnos de la existencia de elementos necesarios para que se pueda realizar un adecuado lavado de manos con jabón.
·         Contar con personal de limpieza de manera que se pueda reforzar la desinfección de las instalaciones y las superficies de trabajo.
·         Garantizar la ventilación del edificio de la biblioteca y evitar el uso de aire acondicionado siempre que sea posible y siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias.
·         Prestar especial cuidado en la desinfección de pomos, manivelas, pasamanos, mesas, teclados de OPAC, ratones, mostradores, etc.
·         Habilitar un espacio en la biblioteca para depositar los documentos devueltos durante al menos 14 días, de manera que se garantice su desinfección.
·         Contar con carros suficientes para manipular la devolución de documentos. Teniendo en cuenta que el periodo de cierre de nuestros servicios el volumen de devoluciones será elevado. 

2.            DISPONIBILIDAD DE PERSONAL 
·    Saber con cuanto personal cuenta la biblioteca a la hora de su reapertura. Tengamos en cuenta que no será una vuelta masiva, sino una vuelta a la biblioteca por parte del personal, partiendo del mínimo imprescindible.
·         Estimar el número de bajas producidas durante el estado de alarma.
·         Determinar si podemos garantizar los servicios mínimos, en caso contrario se debe comunicar a las autoridades competentes la necesidad de contratar personal antes de la reapertura.
·         Organizar los turnos de trabajo y servicios mínimos para el personal.
·         Organizar los espacios de circulación. 
·    Llegado el momento de abrir los servicios, siempre que las autoridades competentes lo aconsejen y la entidad de la que depende la biblioteca lo establezca, la plantilla se incorporará de manera escalonada. Si no se cuenta con personal suficiente se informará a las mismas autoridades de la inviabilidad de la apertura total o parcial de las instalaciones y se sugerirá continuar con teletrabajo desde casa.
·         Es fundamental establecer unas normas de comportamiento, higiene y sanitarias entre el personal bibliotecario. Si es posible sería necesario hacer la prueba del COVID-19 antes de volver a la biblioteca y llevar a cabo controles médicos. De igual manera es imprescindible llevar guantes y mascarillas desechables o reutilizables diariamente, utilizar geles hidroalcohólicos, etc.
3.            DEFINIR LOS SERVICIOS

·   Valorar qué servicios de los prestados con anterioridad al estado de emergencia se pueden continuar prestando sin riesgo para la salud.
·         Definir los servicios presenciales que se prestarán.
·         Valorar los servicios virtuales puestos en marcha a raíz del decreto de estado de alarma.
·         Determinar y definir los servicios virtuales que se mantendrán.
·         Diseñar, si se considera oportuno y siempre que se cuente con recursos suficientes, la implementación de nuevos servicios tanto presenciales como virtuales.
·         Realizar una protocolización de los servicios, incentivando la clara comunicación con el personal y con los usuarios a través de medios físicos (carteles, infografías y folletos informativos) y medios digitales (web corporativa, redes sociales corporativas, mail).
·         Se debe potenciar la compra de recursos y colecciones digitales, que permitan ampliar el préstamo virtual frente al presencial. 
·         En la medida de lo posible, las nuevas adquisiciones de la biblioteca se deben hacer a proveedores locales, de esta manera se apoya a las librerías y editoriales locales o regionales y se contribuye la reactivación económica de la localidad, comarca o región.

4.            REGULAR EL AFORO EN LAS INSTALACIONES

·         Ajustar el aforo de las instalaciones de manera que se garantice la distancia de seguridad entre personas que aconsejen las autoridades.
·         Evitar en todo momento aglomeraciones en la biblioteca, garantizando la distancia de seguridad de dos metros y limitando el acceso de acuerdo al nuevo aforo de la biblioteca. 
·         Los servicios y actividades colectivas (clubs de lectura, talleres, etc.) deben quedar anulados intentando ofrecer estos servicios de manera virtual. 
5.            DESINFECTAR MATERIAL PRESTADO

·         Habilitar un espacio para ubicar los fondos devueltos, hasta que puedan volver a las estanterías.  Se pueden usar carros para el depósito de los materiales, señalizando en ellos los días que los materiales fueron devueltos a la biblioteca, para así saber el día que pueden volver a ser usados por los usuarios.
·         Dejar en cuarentena durante, al menos, 14 días todos los fondos devueltos a la biblioteca. Aplicar productos desinfectantes no es aconsejable ya que se corre el riesgo de dañar los documentos.
·         Posponer el uso de los auriculares de realidad virtual.

6.            COMUNICAR

·         La información en el edificio a través de carteles e incluso folletos sobre medidas higiénicas y sanitarias para el correcto uso de los servicios bibliotecarios, debe ser clara y expuesta en lugares de paso, mostradores y entrada de la biblioteca. 
·         Para la comunicación externa se redactará e implementará un plan de comunicación, teniendo en cuenta todos los canales posibles: TV, RRSS, prensa… para informar de todos aquellos aspectos que se considere oportuno, entre ellos:
o    Garantía de seguridad, espacio limpio de Covid 19
o    Apertura de las instalaciones
o    Normas de uso
o    Aforo
o    Servicios
·         Para la comunicación interna se incentivará la clara comunicación con el personal y con los usuarios a través de medios físicos (carteles, infografías y folletos informativos) y medios digitales (web corporativa, redes sociales corporativas, mail). Es importante realizar reuniones frecuentes con el personal para intercambiar impresiones y modificar protocolos de acuerdo a las necesidades y costumbres del usuario y en relación a las medidas sanitarias adoptadas.



Mas informacion: www.aab.es




viernes, 14 de febrero de 2020

IV Jornadas Técnicas de Bibliotecas

Las bibliotecas desempeñan un papel importante como aliadas en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible. 
La gran mayoría de bibliotecas realizan actividades y prestan servicios que están alineados con los objetivos y contenidos de la agenda 2030, pero ¿son conscientes de ello? ¿Realizan esta actividad de acuerdo a una estrategia previamente establecida? o por el contrario ¿se trabaja de forma aislada y sin ser conscientes de la importancia que tienen determinadas actividades en el apoyo a los objetivos 2030? 
Porque estamos convencidos de que las bibliotecas tienen que tener en su punto de mira la agenda 2030, las IV Jornadas Técnicas de Bibliotecas girarán en torno a "Bibliotecas sostenibles: Objetivos 2030". Toma nota: 5 de noviembre, Jerez de la Frontera 6 de noviembre, Córdoba


jueves, 9 de enero de 2020


II Premio AAB a la 
Mejor Iniciativa Bibliotecaria 2019


La Asociación Andaluza de Bibliotecarios en su labor de promover la mejora de los servicios bibliotecarios, pretende reconocer la labor de las bibliotecas con la creación del Premio a la mejor iniciativa bibliotecaria, conforme a la Línea I del Plan Estratégico de la AAB 2019-2022: Tecnologías y Difusión.


De acuerdo a las siguientes bases, resulta ganadora la candidatura presentada por la Biblioteca Pública Municipal de Arroyo de la Miel (Málaga) con la iniciativa:


Biblioteca 2.0 – Programa de difusión y participación
de la Biblioteca de Arroyo de la Miel en las principales redes sociales




El acto de entrega del Premio se llevó a cabo el viernes 19 de octubre de 2019, durante el desarrollo de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía que tuvieron lugar en Roquetas de Mar (Almería).



El texto completo del premio con:
  • *Bases *Acta del Fallo del Premio 
  • *II Premio AAB a la Mejor Iniciativa Bibliotecaria 2019: Marca Biblioteca 
  • *Anexo al Premio (Plan social media de la Biblioteca Pública de Arroyo de la Miel)


miércoles, 8 de enero de 2020

BOLETÍN DE LA ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS

SUMARIO:

Editorial


Colaboraciones e intervenciones de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía:
  • Alianzas e identidad bibliotecaria: Alicia Selles Carot, Felipe del Pozo Redondo y María Isabel Casal Reyes.
  • Marca biblioteca: imagen social de las asociaciones profesionales en redes sociales. Ana Bernardo y Silvia García González.
  • Imagen de marca y redes sociales. Julián Marquina Arenas.
  • Guía para la elaboración de un plan social media para bibliotecas. María Teresa Ortigosa Delgado, Carmen Domínguez Fernández y Antonio Tomas Bustamante Rodríguez.
  • Marca, Bibliotecas y Redes Sociales. Fernando Juárez Urquijo, José Antonio Zurita Gómez y Laura López Palenzuela.
  • Publicidad y biblioteca: ¿un matrimonio bien avenido?. Belén Martínez Prieto.
  • Imagen de los servicios de información entre las empresas del sector. Juan Repiso Arteche, Octavio Requena Ocón, Encarnación Fuentes Melero y Antonio Pérez Coria.
  • Bibliotecas inquietas: las bibliotecas ya no son lo que eran... y las bibliotecarias y los bibliotecarios tampoco. Ana Valdés Leal y Néstor Mir Planells
Asociación
Fesabid
Crónica de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía
Vivencias, rflexiones y concusiones de un asociado sobre las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía. Lutgardo Jiménez Martínez.
Fotos
II Premio AAB a la Mejor Iniciativa Bibliotecaria
Medios de comunicación.
Publicación semestral, editada por la Asociación Andaluza de Bibliotecarios (AAB)
http://www.aab.esaab@aab.es

domingo, 13 de octubre de 2019

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS XX JORNADAS BIBLIOTECARIAS DE ANDALUCÍA:
Antonio Tomás Bustamante Rodríguez


Antonio Tomás Bustamante Rodríguez
Coordinador General de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía
Presidente de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios

¿Un año más y en esta ocasión Roquetas de Mar (Almería) para celebrar las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?

La AAB tiene que estar lo más cerca posible de todos los profesionales de Andalucía, la anterior ocasión fue Huelva y ahora toca Almería. Nos debemos a todos los compañeros de Andalucía y por eso procuramos movernos para hacer más fácil la asistencia de todos. Hace ya dos años, el propio Ayuntamiento de Roquetas de Mar se interesó por las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía y nos ofreció su hospitalidad para acogernos en esta encantadora ciudad. Volvemos a la provincia de Almería años después de que en 1987 se celebraran las V Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, de esta manera queremos estar más cerca de todos nuestros compañeros de Almería y del resto de Andalucía. Queremos agradecer la magnífica acogida de Roquetas de Mar y de toda la provincia, de sus profesionales, de sus instituciones públicas y de nuestros patrocinadores y colaboradores que siempre están ahí apoyando a unas Jornadas que, aunque son de ámbito andaluz, recibimos asistentes de toda España e incluso del extranjero.

“Marca: #biblioteca@”, ¿porque este lema de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía? 

“Marca: #biblioteca@” tema que nace de la reflexión de ahondar entre otros, en un tema fundamental, la imagen de la biblioteca ante la sociedad. ¿Tiene la sociedad una idea clara de nuestros servicios? ¿Podemos considerar la biblioteca como un referente cultural en nuestra sociedad más cercana? ¿Se hace un uso correcto por parte de la biblioteca de los medios de comunicación social y redes sociales? ¿Somos conscientes de que con una buena estrategia social-media planificada podemos llegar a ser el centro de las comunidades? ¿Tenemos marca institucional reconocible? ¿Y marca personal como bibliotecario? ¿El branding profesional es necesario en bibliotecas?  Estos temas junto a otros que de manera trasversal saldrán, serán el hilo conductor de la celebración de nuestras Jornadas. En ellas queremos debatir, compartir conocimientos y experiencias que nos permitan ahondar para tener clara la imagen damos a la sociedad, en que tenemos que cambiar y mejorar para darle visibilidad a una profesión y a los servicios que desde nuestras bibliotecas ofrecemos.


¿Cuál ha sido tu cometido desde la Coordinación General de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?

Las Jornadas que organizamos desde la Asociación Andaluza de Bibliotecarios llevan mucho trabajo detrás. Nosotros mismos lo planificamos, organizamos y gestionamos todo, para poder seguir ofreciendo unas Jornadas de calidad a la comunidad profesional a unos precios muy reducidos.

Para nosotros lo importante es compartir conocimientos y experiencias con los compañeros, intentar estar cerca de los profesionales y ser verdaderos catalizadores de cómo se encuentran las cosas para la profesión. También hay que decir que allí donde vamos siempre nos encontramos una magnífica acogida de los compañeros, siempre hemos tenido esa suerte y eso nos da fuerza para seguir trabajando por y para la profesión. 

Yo como coordinador general tengo la obligación de supervisar y ayudar en todo lo que se me requiere, unas Jornadas de este calibre donde siempre conseguimos superar en 300 el número de asistentes, conllevan infinidad de trabajos y relaciones institucionales que como presidente de la AAB me corresponden. Pero en la AAB somos un equipo que funciona de mil maravillas y da gusto trabajar con mis compañeros de Junta Directiva en conseguir sacar adelante año tras año nuestras Jornadas. La relación con el Comité Organizador a través de su coordinadora Charo Serrano Pérez y del Comité Científico a través de Mónica García Martínez, junto con nuestro administrativo Rubén Camacho Fernández ha sido constante y fundamental para que sean una realidad las Jornadas que hoy tenemos a escasos días de su inauguración. De igual manera tengo que decir que a pesar de los dos años de trabajo y preparación, es muy gratificante acercarnos a todos los profesionales de Andalucía y poder ofrecerles todo lo que hacemos por ellos y la profesión, y lo mejor de todo es que siempre responden por encima de nuestras expectativas.

 A fin de cuentas, las Jornadas son en el resultado final del entusiasmo, el esfuerzo, el buen clima de trabajo en equipo y la suma de las aportaciones de cada uno de los que trabajamos en este proyecto en el que todos creemos.

¿Las Jornadas llegan a su 20ª edición? ¿Que opinión tienes sobre la celebración de manera bianual de las Jornadas? ¿Es un referente de las bibliotecas en Andalucía?

Las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía tienen una trayectoria de caso 40 años, que son los que en breve cumplirá la AAB, y para nosotros, la actual Junta Directiva es un compromiso esencial mantener el nivel de unas Jornadas que son un referente a nivel nacional desde sus inicios. Cuando no existían reuniones para nuestros profesionales, Andalucía fue pionera y precursora de crear las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía.

Nuestra profesión está sometida a constante y profundos cambios en sus funciones, tareas, perfiles. Las Jornadas son un estupendo foro para tratar, debatir y compartir proyectos e ideas. Tenemos además la suerte de tener asistentes de toda España y del extranjero. Nuestras Jornadas suscitan mucho interés en nuestro ámbito profesional y siempre recibimos una gran asistencia y participación de ponentes con temas e ideas originales que captan la atención de la profesión, siendo una cita ineludible en el calendario profesional.

¿Por último qué le dirías al resto de los profesionales andaluces para que compartan con nosotros estas XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía en Roquetas de Mar (Almería) los días 18 y 19 de octubre?

Para la AAB las Jornadas son el momento y el lugar para volver a encontrarnos, o para conocernos, compartir experiencias, para debatir, para hablar de nuestras cosas, para reencontrarnos con amigos colegas y compañeros, para aprender todos y también para pasar unos magníficos días en Almería.

Os invito a venir, estamos seguros que nuestras Jornadas no os dejarán indiferentes a nadie. Tenemos todo preparado para que, a parte de un rico y extenso programa científico, podamos divertirnos con diversas actividades lúdicas y con grandes sorpresas que no os dejarán indiferentes, como la entrega del II Premio AAB a la Mejor Iniciativa Bibliotecaria, la representación del Musical “Grease” adaptado al mundo de las bibliotecas o la celebración en nuestro coctel de bienvenida en el Castillo de Santa Ana donde los compañeros de profesión tendremos la posibilidad de compartir experiencias, y risas, ante todo. Está todo dispuesto, lo hemos diseñado con la mayor ilusión y el mayor entusiasmo posible, y tendremos un novedoso formato, y muchas sorpresas, solo faltas tú como invitado de esta fiesta, ¡¡¡¡OS ESPERAMOS EN ROUETAS DE MAR!!!!


jueves, 10 de octubre de 2019

ENTREVISTAS CON LOS PONENTES DE LAS XX JORNADAS BIBLIOTECARIAS DE ANDALUCÍA:
Rubén Camacho Fernández


Rubén Camacho Fernández
Secretaría de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía

¿Qué esperas de las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?

Tenemos una cita que llega a su 20 edición; algo funciona bien cuando, tras casi cuarenta años de las primeras Jornadas, sigue funcionando este formato para reunir a los bibliotecarios de Andalucía. Son unas Jornadas que van a congregar a personas de varios países en torno al mundo de las bibliotecas y la documentación, no solo de Andalucía. Una multiculturalidad de asistentes que nos retrotraen a la realidad que nos encontramos hoy en las bibliotecas. Son unas Jornadas abiertas; las fronteras territoriales se dejan de lado.

El hecho de llegar a Almería supone un respaldo que da la AAB a la provincia de Almería, ya que tras más de treinta años, las Jornadas vuelven a Almería. Lejos quedan las V Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, celebradas en marzo de 1987. Es hora de volver a Almería.

Espero que las Jornadas vuelvan a ser el punto de encuentro de la profesión, y se reafirme como el evento bibliotecario más importante de Andalucía, como viene sucediendo desde las I Jornadas Bibliotecarias de Andalucía celebradas en Granada en 1981.


¿Cómo ha sido la preparación de las Jornadas?

La preparación supone una larga trayectoria; una carrera de fondo. Montar unas Jornadas de esta calidad requiere una logística con años de preparación. Conjugar en ellas a distintas administraciones públicas no es una tarea fácil, pero nuevamente vuelven a apoyar las Jornadas en beneficio de la profesión, y por ende de las bibliotecas y de la cultura en Andalucía. La AAB ha sido capaz, una vez más, de conjugar a distintos entes públicos para beneficio de los bibliotecarios. Se trata de caminar en la misma dirección en beneficio del bien común bibliotecario.

Hay detrás un trabajo silencioso; un trabajo casi invisible. Las Jornadas no serían posibles sin todas esas acciones silenciosas, de una gran cantidad de personas. Es imposible hacer aquí una lista de todas aquellas personas que han colaborado en toda la preparación, pero si hay que destacar la apuesta del Excmo. Ayuntamiento de Roquetas de Mar (Almería) para alojar la sede de las Jornadas; y por extensión a Rosario Serrano, cabeza visible de las Bibliotecas en Roquetas, y ahora en estos meses, también, de las #20JBA. Ha sido un pilar fundamental como intermediaria entre la AAB y el Ayuntamiento. Una labor de más de dos años de preparación, que en los próximos días se verán los frutos.


El lema de las Jornadas es “Marca: #Bibliotec@”. ¿Crees que las bibliotecas están concienciadas sobre la imagen de marca?

La realidad nos muestra que, en general, hay muy poca conciencia de Marca en las bibliotecas. Escasas excepciones podemos encontrar en Andalucía. Las bibliotecas deberían tomar conciencia que la imagen de Marca es muy importante, ya que el futuro de ellas, en buena parte, depende de su propia Marca. Así lo ha entendido y puesto en práctica el mundo empresarial, y… ¿porqué no pueden las bibliotecas crear su imagen de Marca? Tomar la opción de rechazar este tema sería dar la espalda a la realidad a la que se enfrentan las bibliotecas. Hay que apostar por nuevos campos, y estas Jornadas abren un nuevo panorama para la actualización de las bibliotecas y de los profesionales que las atienden. Las bibliotecas deben concienciar a la sociedad de su necesidad, ya que siguen siendo las entidades que ofrecen ocio y cultura a coste cero. Es más, y así lo demuestran diversos estudios realizados recientemente, invertir en bibliotecas tiene un retorno de la inversión (lo pudimos contemplar en las III Jornadas Técnicas de Biblioteca, celebrada en noviembre de 2018). Es un buen momento para que las bibliotecas creen su propia imagen de Marca, y las Jornadas pueden suponer el comienzo de esta labor.


Las Jornadas llegan a su 20ª edición. ¿Qué opinión tienes sobre la celebración de manera bianual de las Jornadas? ¿Es un referente de las bibliotecas en Andalucía?

Las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía son el referente bibliotecario en nuestra comunidad autónoma. Nadie puede negar esta afirmación, ya que  congregar a cerca de trescientos profesionales de las bibliotecas y de la documentación reafirma a las Jornadas como un referente a tener en cuenta, y así lo han entendido los organismos públicos, ya que edición tras edición apoyan la celebración de las mismas. Dada la ardua preparación que tienen las Jornadas, y la ingente cantidad de temas tratados en ellas, la periodicidad bianual está bien planteada. Da tiempo a asumir todo lo aprendido en ellas. Además, hay que tener en cuenta que entre Jornadas Bibliotecarias tenemos las Jornadas Técnicas, de mucha menos duración y con una cercanía territorial mucho mayor, por tener dos sedes y así facilitar la asistencia de los bibliotecarios (un nuevo formato que va asentándose, y que en el 2020 llegará a su IV edición).


¿Qué le dirías a una persona que se está pensando venir a las Jornadas?

Que no deje pasar la oportunidad. Que vienen ponentes de primer nivel. No tenemos todos los días en Andalucía a la Presidenta de IFLA, ni a la de Fesabid. Además, se pueden aprovechar los encantos que guarda la provincia de Almería para visitarla en los días anteriores y posteriores a las Jornadas. Una climatología benévola, que nos hace disfrutar de un verano alargado en el otoño. Hasta el último día está abierto el periodo de inscripción, con lo cual, todavía hay tiempo para pensarse venir a las Jornadas. Aparte del programa científico, la AAB ha preparado un amplio programa de actividades  socioculturales, que no dejarán indiferente a nadie. De vez en cuando viene bien reunirse con compañeros de profesión, y las Jornadas son ese punto de encuentro.


¿Qué opinión te merece el trabajo de AAB a favor de la profesión?

Un trabajo por y para los bibliotecarios, por y para las bibliotecas. Cualquier actividad profesional tiene un colectivo que los agrupa, y en Andalucía desde hace más de 38 años existe la AAB para agrupar y defender la dignidad de los bibliotecarios y de las bibliotecas. El asociacionismo estaba en su máximo esplendor en la década de 1980, cuando se fundó y creó nuestra asociación;  cuatro décadas han pasado, y la AAB sigue en pie, en constante crecimiento y actualización. Podemos afirmar que cualquier bibliotecario de Andalucía a lo largo de su trayectoria profesional, en algún momento, ha tenido algún contacto con la AAB, ya sea en las Jornadas, en los cursos, con su asesoría, en los Grupos de Trabajo, etc.

Un colectivo fuerte, encabezado en este caso por la AAB, hará crecer a la profesión bibliotecaria. La unión hace la fuerza, y así viene demostrándose durante los casi 40 años de la AAB de presencia en Andalucía. La AAB es necesaria en Andalucía. Los profesionales de las bibliotecas y la documentación en Andalucía son la esencia de la AAB. La AAB está abierta a todos, y así lo podréis comprobar en las Jornadas.

La AAB somos todos.