jueves, 26 de septiembre de 2013

Entrevistas con los participantes en las XVII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía

Entrevista con José Antonio Gómez Hernández que nos dará la conferencia inaugural de nuestras XVII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía: "Acción bibliotecaria ahora mismo: motivos medios y fines"


José Antonio Gómez Hernández
Universidad de Murcia. 
Facultad de Comunicación y Documentación.


¿Como ves las bibliotecas en la actualidad? 


Es díficil tener una visión global, precisamente porque estamos viviendo muchos cambios en las formas de comunicarnos, acceder a información y a la cultura. Son tan grandes y rápidos los cambios, que cuesta dar un paso atrás, alejarse un poco de esa realidad (de la que formamos parte también, como ciudadanos y como bibliotecarios) para una mirada comprensiva de lo que está pasando y a dónde vamos. Hay mucha voluntad en los profesionales por estar al día, por evolucionar en la incorporación de tecnologías y servicios, pero también a veces inseguridad ante el cambio: se toman iniciativas que parecen imprescindibles pero cuya utilidad aún no sabemos concretar, hay dificultades para reconstruir la función intermediaria en el conocimiento y responder a las necesidades de la gente, y captar la atención hacia las nuevas posibilidades de servicio que ofrecemos. Nos afecta mucho, como bibliotecarios, la saturación de información que la sociedad padece y la percepción de que "todo está en Internet." 



¿Crees que las bibliotecas están afrontando bien la crisis? 



Los bibliotecarios públicos están haciendo un gran esfuerzo. Se intenta llegar a personas que quizás antes no eran usuarias y que ahora tienen el tiempo, necesidad formativa, de sociabilidad y de ocio.  Veo esfuerzos por mantener los servicios, pidiendo colaboración solidaria de los usuarios, reduciendo costes, buscando recursos o apoyos complementarios...  Pero indudablemente el rejonazo que las políticas impuestas ha dado a las bibliotecas las ha herido gravemente: se ha echado a bibliotecarios interinos que estaban llevando programas sociales importantes, la renovación de la colección o de los medios técnicos se ha interrumpido -en una época en la que se demanda sobre todo lo actual.... Quizás no hemos logrado sensibilizar a la ciudadanía sobre la gravedad de los recortes en bibliotecas, porque de hecho, salvo casos aislados, no han sido una reivindicación muy visible entre las mareas ciudadanas en defensa de los servicios públicos. 



¿De los momentos presentes por lo que pasamos saldrán nuestras bibliotecas reforzadas? 



Quizás saldremos con una mayor conciencia si cabe de la necesidad de responder a las prioridades ciudadanas en la organización de los servicios. Y eso siempre es bueno. También será positivo el aprendizaje forzado de técnicas de fundraising, y el estrechamiento de lazos con los ciudadanos que apoyemos. Pero el sufrimiento y las carencias no creo que nos fortalezcan: se ha sustituido a personal profesional por otro subcontratado a empresas y peor remunerado, han disminuido plantillas que no eran tampoco sobradas antes; no se cubren las plazas vacantes por jubilaciones o bajas, se ha despedido a contratados temporales, no se ha podido afrontar con energía nuevos programas de alfabetización informacional o de acceso a la lectura electrónica, las bibliotecas escolares se están abandonando... Debemos ser positivos y luchadores para fortalecernos, resistir y ser útiles, pero la crisis ha golpeado -igual que entre la ciudadanía- a quien menos se lo merecía. Me preocupa el relevo generacional que irá siendo necesario en pocos años en muchas bibliotecas. Y que los usuarios que tengan que estar arreglándoselas por su cuenta en cuestiones informacionales, quizás no vuelvan a acudir a nosotros. 



¿Cual que crees que es el valor social de las bibliotecas en tiempos de crisis? 



Un servicio que tiene algo para todos, que intenta ser compensatorio para con los que más lo necesitan: es un ejemplo de procomún, de otro modelo sociedad posible y mejor. 


¿Que opinas de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios? 


La percibo como una institución fuerte, con representatividad y legitimidad entre los bibliotecarios andaluces y españoles. Pero que no debe "acomodarse". Tiene la prioridad y el reto de no dejar que se debilite el sistema bibliotecario andaluz construido en los últimos 35 años. Debería ser reivindicativa, combativa, negociadora... en nombre de los bibliotecarios que individualmente no pueden defender el buen mantenimiento de su servicio público. Eso es llegar a los bibliotecarios más aislados, que están en pueblos pequeños o en ámbitos diversos como la administración, hospitales, empresas o centros educativos. Aunque una asociación es algo distinto de un Sindicato o un colegio profesional, es quien mejor puede impulsar la acción, aglutinar ideas, proyectos y luchas de todo aquel que se acerque a ella pidiendo ayuda. Integrar y representar a todo el colectivo, pensando en los más débiles: los que trabajan a turnos, los que están en puntos de servicio subcontratados por un bajo importe por horas... 



¿Qué crees que aportas a las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía? 



En realidad yo voy a escuchar y a aprender, voy a recibir mucho más de lo que pueda aportar. Intenterá dar una opinión sincera, basada en la observación, la revisión de datos y su análisis, teniendo en cuenta que mi contexto de trabajo es la universidad y la gestión cultural, lo que quizás me de un punto de vista complementario al de que se obtiene desde dentro del sistema bibliotecario. 



¿Qué le dirías al resto de los profesionales andaluces para que compartan con nosotros nuestras Jornadas? 



Que es muy importante estar unidos entre nosotros, y sobre todo con la gente: con las asociaciones culturales independientes, con los pequeños agentes locales de cultura, con los escolares con menos medios para proveerse de materiales, con los maestros, con los trabajadores sociales.... Las Jornadas deben ser un momento para captar energía positiva e ideas para volver al puesto de trabajo, creyendo que tenemos mucho por hacer, y que tenemos que ponernos a hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le informo de que los datos facilitados por Ud., serán incluidos en un fichero cuyo titular es la ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS, y serán utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de este blog y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección aab@aab.es