miércoles, 10 de septiembre de 2014

Entrevistas a los invitados a las I Jornadas Técnicas de Bibliotecas

Entrevistas a los invitados a las I Jornadas Técnicas de Bibliotecas: Mª Isabel Borda Crespo



Mª Isabel Borda Crespo
Universidad de Málaga, Vicedecana de Relaciones Internacionales y Cultura.

Inteligencia emocional en bibliotecas, ¿qué te sugiere esta frase?

Me sugiere una biblioteca donde la sonrisa abre sus puertas, una biblioteca con un personal bibliotecario ilusionado en su trabajo, motivado, comprometido con las exigencias actuales de alfabetización, respetuoso con la diversidad y conocedor de las características de los distintos usuarios.
Me sugiere una biblioteca donde todos los trabajadores y trabajadoras desde el lider hasta el personal de apoyo forman un equipo cohesionado, competente a la hora de dar respuestas creativas a cuestiones como la digitalización y el acceso on-line de información, entre otras.
Me sugiere una biblioteca donde no sólo se prestan libros y es una sala de estudios, sino donde el espacio físico y virtual se re-definen para poder multiplicar las posibilidades de servicio de esta institución pública.
Me sugiere en definitiva, cercanía, calidez en el trato con los usuarios e innovación en sus propuestas.

¿Cree que los bibliotecarios están preparados para responder a las nuevas demandas de los usuarios, fruto de la situación actual del país?, ¿Será nuestra respuesta positiva hacia los usuarios?
No me cabe la menor duda que los bibliotecarios y bibliotecarias están preparados para desempeñar su trabajo con ilusión y tenacidad. Los tiempos en los que vivimos ciertamente son inciertos, pero lo son para todos. Yo espero que los bibliotecarios y bibliotecarias andaluces renueven su compromiso social, para que la biblioteca siga siendo una institución que alfabetiza, que educa, que guía a los usuarios en la búsqueda de la información.

¿Qué beneficios traerá la inteligencia emocional a los bibliotecarios?, ¿Lo podremos aplicar en nuestra labor diaria?
La inteligencia emocional aporta en primer lugar, un mayor conocimiento de las emociones y sentimientos de los individuos, y tras conocer mejor las respuestas y las valoraciones personales, podremos autorregular aquellos aspectos y situaciones que nos supongan un conflicto. Como consecuencia de ello, podremos adaptarnos más eficazmente a los cambios.
En tercer lugar, la inteligencia emocional nos ayuda a esforzarnos por mejorar y por alcanzar objetivos que vayan más allá de nuestra habitual zona de confort en el trabajo. Podremos asimismo tener iniciativas y mejorar nuestra actitud ante los obstáculos.
En cuarto lugar,  valoraremos la importancia de la empatía, ya sean con los usuarios y/o con los compañeros/as de trabajo. Seremos más conscientes de las necesidades de los usuarios que acuden a la biblioteca, tendremos menos dificultad para comprender sus necesidades y sus intereses, pudiendo así orientar nuestro trabajo a la satisfacción de estas necesidades. Seremos capaces en definitiva, de ver el alcance de un trabajo que esencialmente es de servicio a los demás en un espacio donde se accede democráticamente a la cultura y al saber y que por lo tanto, debe ser especialmente sensible y respetuoso con todos los usuarios, ya sean niños/as, jóvenes, adultos o señores/as de tercera edad, así como personas de distinta procedencia cultural, social y/o étnica.
Por último, seremos más conscientes de la importancia de las habilidades sociales, ya sean tácticas de persuasión o estrategias de colaboración y cooperación. Entenderemos que la biblioteca no es responsabilidad de una persona, sino del todo del equipo de gestión de la misma y que se encuentra conectada a otras bibliotecas, compartiendo recursos y estrategias.
Evidentemente la respuesta la segunda pregunta es si. Podremos aplicar la IE en nuestra labor diaria. Dado que la inteligencia emocional y social nos reporta un mayor conocimiento de nosotros mismos y un mejor manejo de las relaciones que mantenemos con los demás, la calidad de nuestro trabajo mejorara, porque mejoraran nuestra actitud en el mismo y nuestras relaciones laborales.

Al pensar en los bibliotecarios, ¿Cómo ve su labor en el tejido social de las poblaciones?
Vivimos una época de cambios no sólo en lo que se refiere al acceso a la información sino también en el modo cómo nos relacionamos socialmente. La magnitud de estos nuevos comportamientos alfabetizadores suponen un reto para la biblioteca del siglo XXI. Ya hay experiencias disponibles en red donde podemos ver algunas de las nuevas respuestas a las nuevas demandas de información y documentación de los usuarios.
Me parece fundamental que la biblioteca en este nuevo siglo responda creativamente a las nuevas necesidades, comportamientos  y demandas de la comunidad. Además solo puedo pensar en una biblioteca comprometida con objetivos de hacer llegar la cultura a través de la lectura a todos los miembros de la comunidad; una biblioteca, espacio de encuentro con el saber sin filtros ni censuras; una biblioteca visible en su comunidad, abierta a la comunicación y presta a cooperar y a colaborar por conseguir que la información y la cultura lleguen a todas las personas y a todos los lugares.

¿Espera una participación activa en las Jornadas?
Espero que si. Sería una magnifica señal de que los bibliotecarios y bibliotecarias andaluces son sensibles a las posibilidades de desarrollo de la inteligencia emocional, de que desean una biblioteca más humana, más comunicativa, más cercana a todos los miembros de la comunidad.

¿Qué expectativas tiene frente a la celebración de las Jornadas Técnicas de Bibliotecas, centradas en la temática de la inteligencia emocional?
Me ilusiona pensar que tendremos oportunidad de compartir ideas y experiencias en torno a la inteligencia emocional. Ciertamente los tiempos que vivimos son inciertos. Cada día somos más los que buscamos otros caminos de desarrollo personal y profesional que profundicen en competencias emocionales. Trabajar juntos y con solidaridad hacia el otro; ofrecer caminos de desarrollo que sean sensibles a la diversidad viendo en ello una oportunidad de crecimiento; confiar e imaginar en vez de temer; creer que la biblioteca puede seguir siendo ese espacio decisivo donde encontremos ese libro, ese artículo de revista, esa información, esa compañía, ese sentimiento de pertenencia.
Me gusta aportar un granito de arena en la construcción de una biblioteca más emocional, más humana, más cercana, una biblioteca que siga siendo una parte fundamental en el tejido social de nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le informo de que los datos facilitados por Ud., serán incluidos en un fichero cuyo titular es la ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS, y serán utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de este blog y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección aab@aab.es