lunes, 26 de octubre de 2015

ENTREVISTA CON LOS PARTICIPANTES Y COLABORADORES DE LAS XVIII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía

ENTREVISTAS CON LOS PARTICIPANTES Y COLABORADORES DE LAS XVIIIJBA: 
Jesús Jiménez  Pelayo


Jesús Jiménez Pelayo.
Biblioteca Virtual de Andalucía


¿”Innovación, profesión y futuro”, lema de nuestras XVIII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, en qué lugar crees que se encuentra ahora mismo la profesión?

En el centro de un tornado que puede dejarnos al margen del meollo de nuestra actividad, o hacer que nos transformemos y renazcamos de nosotros mismos como el ave fénix para seguir siendo útiles. Depende de nuestra voluntad y de nuestra valentía.

¿Qué destacarías para los profesionales de nuestro sector, que nos deparan los tiempos presentes y venideros?

Un tiempo en que se consolidará un nuevo tipo de profesional con una mentalidad mucho más colaborativa, más abierta y desinhibida y menos atada a los esquemas que hemos tenido en mente hasta ahora y que, a algunos les cuesta tanto soltar, adaptar o reinventar. Solo así podemos salir del tornado lo más indemnes posible.

Por todos es asumido ya el valor social de las bibliotecas, pero ¿cual crees que es el verdadero valor de nuestra profesión para la sociedad actual?

Ahora mismo estamos en una etapa de transición y trabajamos en dos ámbitos: por una parte, en un ámbito más tradicional, con los esquemas y cometidos de siempre (selección, descripción y difusión de documentación); y, por otro lado, en un ámbito digital, que estamos descubriendo paso a paso y en el que hemos desembarcado un poco temerosos y con algún complejo de inferioridad. Es normal guardar una cierta precaución, pero no deberíamos tener complejos. Debemos ser conscientes de que somos nosotros quienes debemos adaptarnos al medio, y no al revés. Durante siglo hemos empleado herramientas y técnicas para ofrecer a la gente información adecuada a sus necesidades y, además, de manera rápida y eficaz. Ahora hay otras herramientas, en parte semejantes a las nuestras, que son las que se usan en las bibliotecas digitales y en el mundo web. Nosotros hemos sido expertos durante siglos en eso: en aplicar mecanismos que hagan llegar al interesado el libro o el documento que le hace falta; luego, no debería ser muy complicado aplicar esas nuevas técnicas. Lo que nos falta, creo yo, es creérnoslo. El verdadero valor de nuestra profesión hoy –como lo fue siempre-, es el de actuar como un filtro de la información que nos llega en avalanchas. Hay tanta saturación documental que el discriminar con criterio lo que se ofrece se hace más necesario que nunca. Y ese filtro, esa selección, ese valor añadido, somos nosotros, entre otros, quienes lo podemos dar con ciertas garantías.

¿Qué crees que aportas a las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?

Wilde decía que la experiencia es el nombre que damos a nuestros errores. En ese sentido, yo creo que puedo aportar bastante experiencia (risas). ¿A quién puede servir mi experiencia? A quien, de alguna manera, esté implicado en la creación, desarrollo o mantenimiento de una biblioteca digital. ¿Para qué puede servirle mi experiencia? Lo único que yo podría enseñarle es cuáles son los caminos que no conducen a ningún sitio y los que, aun creyendo que no conducen a ningún sitio, sí lo hacen.

¿Granada y la Facultad de Comunicación y Documentación de al UGR, lugar perfecto para hablar de la profesión y del futuro?

Por supuesto. Qué mejor que aquí en Granada, que tiene una facultad con una larga trayectoria, que cuenta con relevantes bibliotecas, como la de la propia universidad o la Biblioteca de Andalucía, y que, además, es la ciudad en que tiene su sede la Biblioteca Virtual de Andalucía.

¿Cuál es tu opinión de la labor desarrollada por la Asociación Andaluza de Bibliotecarios?

Si soy sincero he de decir que no sigo mucho la labor de la asociación, estoy más metido en mis mundos virtuales (risas), pero sí he de decir que de un tiempo a esta parte me llega mucha más información sobre las tareas que desarrolla y las actividades que organiza.

¿Qué le dirías al resto de los profesionales andaluces para que compartan con nosotros nuestras Jornadas?


Que de los encuentros personales, del conocer a unos y a otros y poder  hablar tranquilamente y fuera de nuestros ámbitos cotidianos de trabajo se aprende bastante. Solo el hecho de tener unas mismas inquietudes y poder compartirlas, sin institucionalismos ni oficialismos, es ya algo positivo.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le informo de que los datos facilitados por Ud., serán incluidos en un fichero cuyo titular es la ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS, y serán utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de este blog y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección aab@aab.es