viernes, 9 de octubre de 2015

ENTREVISTAS CON LOS PARTICIPANTES Y COLABORADORES DE LAS XVIII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía

ENTREVISTA CON LOS PARTICIPANTES Y COLABORADORES DE LAS XVIIIJBA: 

Bárbara Muñoz Solano



Bárbara Muñoz de Solano y Palacios.
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

¿”Innovación, profesión y futuro”, lema de nuestras XVIII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, en qué lugar crees que se encuentra ahora mismo la profesión?

Considero que con anterioridad a debatir el estado actual de la profesión deberíamos reflexionar respecto a la evolución en la definición de lo que se considera un profesional de la información. En los últimos años han ido surgiendo nuevos roles que de forma directa o tangencial se han adherido a las funciones y responsabilidades tradicionales de los profesionales. La tecnología aplicada a la explotación de datos, el almacenamiento económico de la documentación en soporte digital, o la socialización de la información mediante la explotación de APPs de uso en la vida cotidiana no puede ni debe dejarnos perder la oportunidad de adaptarnos a los intereses de las nuevas generaciones. Los pilares de nuestra profesión se han forjado gracias al trabajo extraordinario de bibliotecarios, documentalistas y archiveros de los últimos años pero no debemos obviar otra seria de servicios profesionales emergentes, desconocidos, y no estudiados hasta ahora. Desde mi punto de vista, la profesión en el momento actual requiere de una redefinición que sume a los parámetros generales del sistema tradicional los nuevos servicios cualificados en los que conceptos como: metadatos, big data, digital curator, preservación digital o repositorios digitales sean de aplicación y conocimiento al mismo nivel que lo han sido catalogación, bases de datos, conservación, restauración y depósitos físicos de información.  

¿Qué destacarías para los profesionales de nuestro sector, que nos deparan los tiempos presentes y venideros?

Desde el punto de vista laboral estamos frente a un importante desafío para los profesionales que ven cómo se suprimen servicios por cuestiones presupuestarias. Sin embargo, esta catarsis debería ser una oportunidad para redefinir los servicios de información, educación y cultura que demandaban los usuarios. En épocas de escasa ejecución de proyectos como son los tiempos presentes debemos invertir en definir nuevos proyectos que deberán ser ejecutados una vez se disponga de nuevos presupuestos. Aprovechar estos momentos de recursos escasos en que el contexto nos obliga a interrumpir actividades para analizar la repercusión que tienen nuestras inversiones y valorar si tiene o no sentido invertir en servicios tradicionales asumidos como necesarios por el mero hecho de su continuidad en el tiempo.

Por todos es asumido ya el valor social de las bibliotecas, pero ¿cual crees que es el verdadero valor de nuestra profesión para la sociedad actual?
El valor social de las bibliotecas públicas ha sido y es necesario desde su origen en el último tercio del siglo XVIII, a través de la creación de las bibliotecas públicas de las Universidades y de los Obispados. Si embargo si analizamos los servicios de las mismas a lo largo de la historia podremos observar que para su utilidad en cada momento está estrechamente relacionada a la adaptación de los servicios que ofrecen. De ahí la creación de las distintas categorías (públicas, especializadas, nacionales, etc.). En la actualidad tenemos la oportunidad de poder ofrecer servicios de acceso, explotación y uso de la información sin la necesidad tácita de disponer un edificio o de adquirir la totalidad de los documentos. El verdadero valor de la profesión en la actualidad creo que está por definir, sin ánimo de ejercer un rol de visionaria me atrevería a afirmar que la permanencia de la profesión estará condicionada a ocupar las lagunas que el desarrollo tecnológico está generando en torno a los nuevos desafíos relativos a la gestión de la información (asegurar el acceso a bienes y servicios digitales, o maximizar el potencial de crecimiento de la economía digital mediante la formación directa e indirecta)   

¿Qué crees que aportas a las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?
Generosidad cristalizada en intercambio de conocimiento y futuras colaboraciones  J

¿Granada y la Facultad de Comunicación y Documentación de al UGR, lugar perfecto para hablar de la profesión y del futuro?
No cabe duda de que el debate profesional en la Facultad encaja a la perfección como agente de cambio en materia de desarrollo profesional. Formación y juventud son ejes de acción fundamentales si hablamos de futuro.
          
¿Cuál es tu opinión de la labor desarrollada por la Asociación Andaluza de Bibliotecarios?
Como miembro vocal en el pasado y ahora presidenta de SEDIC (Asociación Española de Documentación e Información) valoro con conocimiento que la Asociación trabaja con empeño y profesionalidad para conseguir la defensa de la calidad y excelencia profesional. Dos objetivos que en tiempos nuevos exigen nuevas iniciativas, nuevos empujes e ideas que desde el seno de la Asociación se están llevando a cabo. No cabe duda alguna que la existencia de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios es un blasón de suma importancia para la defensa y posicionamiento de la profesión en Andalucía.

¿Qué le dirías al resto de los profesionales andaluces para que compartan con nosotros nuestras Jornadas?
No sólo destacaría la calidad del programa, por sí mismo y su interés merece la pena participar en las Jornadas, sino también la plataforma que las jornadas suponen para la cooperación y la potencial capitalización de sinergias entre los asistentes.  La profesión nos está “pidiendo a gritos” que nos pongamos todos de acuerdo y trabajemos al unísono para forjar un nuevo futuro más prospero, en este sentido huelga decir que las jornadas profesionales, tal y como están planteadas, son el marco perfecto para que entre todos empecemos a gestar los pilares de un nuevo debate en torno a los lindes y nuevas perspectivas de la profesión de la información.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le informo de que los datos facilitados por Ud., serán incluidos en un fichero cuyo titular es la ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS, y serán utilizados únicamente para la gestión de los comentarios de este blog y el seguimiento de las estadísticas de acceso. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a la dirección aab@aab.es